Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

¿Con la corriente o contra ella?

Hoy me paraba a pensar si es bueno ir a favor o en contra de la corriente. Lo cierto es que hay (al menos) dos tipos de corrientes claramente diferenciadas:

1.- La corriente que lleva la "masa". En esta corriente están los programas de televisión habituales, el conformismo, la crítica, la moda,... y tantas actitudes que sigue la mayoría de la gente "porque lo hace todo el mundo". En este caso creo que no sólo debemos nadar en contra, sino intentar ¡salir de ella! Cambia de río. Vete a otros ríos menos caudalosos pero más enriquecedores, ríos que conduzcan a algo más que dedicar la vida a ver cómo otros hacen cosas, cómo otros "triunfan" a base de dar espectáculos lamentables (cuanto más grotesco, mejor) en los programas de tv de turno. Debes nadar en corrientes que lleven a parajes menos transitados, y no te preocupes porque te critiquen por ello, más bien preocúpate si no lo hacen.



Incluso si tienes valor, puedes aportar tu granito de arena para variar el…

Nieve...¡que mal! NOOOO ¡¡Qué bien!!

Qué hábito tan cansado el de la queja continua. Si hay sequía, porque no llueve, si nieva, porque hace frío... siempre hay un motivo para quejarse. No, no conduce a nada, pero muchas personas (¿sería un poco bruto si dijera que la mayoría?) no pueden (corrijo, no deciden) evitar quejarse.

Aunque no es cierto que la queja no conduce a nada: sí conduce a un estado de frustración, desgaste, tristeza, depresión y encima ¡es contagioso!. Y al fin y al cabo, no es tan difícil cambiar el chip. Simplemente, pase lo que pase, busca qué es lo positivo que trae. No confundas esto con una actitud infantil de semi inconsciencia ante la vida. No, hablo de un estado de responsabilidad, en el que me hago cargo de mis sentimientos y decido que no puede estar a expensas de las circunstancias para sentirme bien o mal.

Pues sí, hoy decido disfrutar del espectáculo de la nieve, no deprimirme por los problemas que conlleva.