Ir al contenido principal

¿Generación Perdida? No, Generación Motivada

Últimamente escucho y leo continuamente acerca de los "pobrecitos jóvenes" que se encuentran hoy en día con una difícil situación en cuanto al empleo y la vivienda. Son una GENERACIÓN PERDIDA (¿?). La verdad, los que definen así a esta generación de jóvenes, ¿realmente piensan en lo que dicen? Yo nací en el 66, por lo que no puedo hablar por experiencia propia de lo que debieron pasar los jóvenes de la guerra o la posguerra españolas, pero supongo que me subiría la bilis si oyera hablar de que estos jóvenes lo tienen difícil. 

Si el tener que vivir con papá y mamá hasta los 35 es ser una generación perdida, ¿que sería aquella? O ¿qué pasa con los que se criaron durante las guerras mundiales? ¿y una persona que se esté desarrollando en Irán, Israel, Afganistán, etc.? ¿O cualquier persona que vive en cualquiera de los más de 100 países con situaciones muy por debajo de las de éste?

Vamos a dejarnos de idioteces, por favor. Seguramente esta crisis esté haciendo pasar momentos complicados a mucha gente, y puedo sentir cierta compasión por personas a las que ha pillado en un momento de su vida con difícil capacidad de reacción.

Conozco a alguien que tras 35 años trabajando en la misma empresa se encuentra con 58 años en la calle y con el problema de que su puesto de trabajo ya no existe, ni en la empresa donde lo desarrollaba ni en ninguna ya. Y no sabe hacer otra cosa. Por supuesto, este amigo es, en primer lugar, víctima de sí mismo: nunca se preocupó por formarse en algo nuevo, en adquirir nuevos valores. Se dejó llevar por las circunstancias hasta que las circunstancias le han puesto en una situación difícil. Pero si alguien lo tiene difícil ante una crisis es este tipo de personas, y aún así no creo que su vida esté perdida. Y si ni siquiera a esta persona le admito que tire la toalla y que me diga que su vida está perdida, ¿cómo voy siquiera a admitir la posibilidad de que un chaval de 25 años, por el hecho de que "la situación está difícil" ya sea una "generación perdida"?

A ver, estoy convencido que con el paso del tiempo esta generación a la que (¡por fin!) las cosas se les están poniendo un poco cuesta arriba recordará estos momentos como los mejores de su vida, los que les hicieron reaccionar, salir del cascarón, levantar la cabeza y buscar opciones. Esta etapa será la que les obligó a remangarse y empezar a construir su vida y la que les sacó de la zona cómoda.

Y ¿todos los jóvenes van a triunfar entonces? Pues no, habrá los que, por muy incómoda que se ponga la situación, preferirán quedarse en casa de papá y mamá esperando que pase la tormenta, quejándose de lo mal que está todo, rechazando los trabajos que son difíciles o que "no están a su altura", participando en debates insulsos, en manifestaciones manipuladas, en huelgas sin sentido. Sí, esos verán como la vida les pasa por delante y no se enterarán.

Bueno, pues a estos "jóvenes" sí les podríamos llamar "generación perdida", pero lo habrían sido igual en cualquier época de la vida. De hecho, los hay en todas las épocas, no dependen de las circunstancias. Sí, eso es una "generación perdida" o, en definitiva, unas "vidas perdidas", perdidas en la dejadez, en la queja y en la comodidad.

Aprovecha el momento, toma impulso y busca. Nunca ha habido un mejor momento para quien tiene coraje, ilusión y paciencia. Si estabas en la "generación perdida" enhorabuena: te acabas de encontrar.

Entradas populares de este blog

Fundación Sandra Ibarra y Pablo Herreros, cuando las piezas encajan

¿Qué tendrá el cáncer que sólo mencionarlo nos tensa y nos pone en estado de alerta? Supongo que la diferencia con la malaria o la situación de Siria es que, de una u otra manera, el cáncer es una lacra que todos tenemos cerca, ya sea personalmente o en algún ser cercano. La buena noticia es que cada día se avanza más en su lucha (aunque queda un montón que hacer en la parte de alimentación y actitud mental, esenciales, según creo yo, para su prevención y curación).

Reconozco que no conocía la fundación Sandra Ibarra, que apoya a enfermos de esta enfermedad desde hace años. Sandra ha superado 2 cánceres en su vida y su lucha es ahora la de apoyar a los enfermos, no sólo desde el prisma médico sino desde todos los puntos de vista: personal y social incluidos. Merece la pena que te informes sobre su excelente labor.





A quien sí conocía es a Pablo Herreros. Aparte de conocerlo personalmente ya me sorprendió gratamente con su libro El poder es de las personas del que ya hablé hace...¡5 años!…

"El poder está en las personas" de Pablo Herreros, mi crítica

Conozco a Pabloalgo. Es que no soy de los que porque nos seguimos en twitter y nos hemos visto en unos cuantos eventos ya digo que somos muy amigos, pero sí es verdad que es uno de esos tipos que me cae bien y me ha gustado las veces que hemos cambiado alguna palabra. El caso es que me envió su libro y me lo he leído. Ya, no es un gran logro, pero hacía muuuucho que no me leía un libro en papel (sí, de esos, cómo los de antes), tengo alguno en lista de espera y siempre me da pereza (por cierto, Pablo ¿aún no lo tienes en edición digital? Eso sí que es raro)





El caso es que imaginé que sería un libro más de cosas modernas (Internet, redes sociales, etc.). Lógicamente conocía el famoso caso de La Noria, aunque no llegué a conocer nunca ese programa (ya, eso dicen todos, pero yo veo poquísimo la tele y menos aún Tele5) y me temía un monográfico sobre ello. Bueno, aún así, por el detalle de habérmelo  mandado y porque, como he dicho, Pablo me cae bien, me lo he leído.




Y aquí están mis conc…

Sobre vallas, muros e inmigrantes

Ya he manifestado alguna vez que me gustaría que el mundo fuera un solo territorio, donde todos pudiéramos ir de uno a otro sitio sin más. Me parece absurdo que existan aún los países, con toda la desigualdad e injusticias que esto provoca (bueno, esto sumado a las religiones y el ansia de poder). 


Foto: Wikipedia

El caso es que hoy en día esto no es así. España tiene tratado con Europa respecto a libre circulación pero no lo tiene con los países de África. Un africano no puede entrar en España sin más: o es turista o tiene que tener los permisos correspondientes (igual que un español no puede ir a vivir a un país africano porque sí). Insisto en que creo que esto no es justo, pero es así. La cuestión es, ¿ponemos impedimentos o no para que entre el que quiera?

Yo entiendo que si lo que dice la ley es que no pueden entrar, lo normal y lógico es que se pongan los medios para que no lo hagan. Y los medios son vigilancia, muros, vallas o lo que sea. Y me parece una hipocresía criticarlo. Es …