Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2010

Y tú, ¿de quién (o qué) eres?

De pequeño fui una época del Atleti. Luego del Real Madrid. Luego pensé que teniendo en cuenta que los propios jugadores cambiaban de equipo según la oferta, no era muy lógico que yo fuera forofo de un equipo concreto, animando al jugador que el año siguiente iba a ser el "enemigo".




Navidades en tiempos de crisis

No sé quién es el autor, pero me parece buenísimo. Lo pego tal cual.


Mañana quiero empezar a poner el belén en mi casa y, como estoy en crisis, las decisiones que voy a tomar son las siguientes:
Pastores.


Para nadie es un secreto que en todos los belenes hay más pastores que ovejas, parece absurdo, pero siempre ha sido así. Por supuesto me veo obligado a deshacerme de todos, menos uno. Instalaremos pastores eléctricos (cercas electrificadas) con el fin de controlar a las ovejas, y, una vez instalado, se plantea la posibilidad de sustituir, en breve, al pastor por un perro con experiencia.

Personajes gremiales.


Es sorprendente la cantidad de artesanos que puede haber en un belén: el herrero, el panadero, el de la leña, el carpintero (haciendo una desleal competencia a San José que se ha cogido baja paternal), el tendero,... y sin embargo es, también, sorprendente ver los pocos clientes que hay. La decisión que hemos tomado es despedir a todos los artesanos, es duro, pero no ha quedado otr…

Arreglarlo TODO, está en mi mano. Y en la tuya

¡Las cosas van mal, y la culpa la tienen los demás!

Qué a gusto se queda uno, ¿verdad? Yo no soy responsable. ¡Qué descanso! Sin embargo, cada día veo cómo entre todos dilapidamos las arcas públicas tanto como los inútiles que nos gobiernan. Cada vez que alguien tira un papel al suelo provoca un perjuicio a todos. Cada vez que alguien va al médico sin necesidad real provoca un gasto a todos. Cada vez que alguien se escaquea en su trabajo (especialmente si es funcionario) provoca un gasto a todos. Cada botellón que deja todo lleno de mierda desperdicios, pintada o acto incívico genera un tremendo desgaste a las arcas públicas y, en definitiva, al bolsillo de todos. Hay mucho más: los excesos en tabaco, comida, accidentes por imprudencias, etc. Todo eso, a la larga, cuesta dinero. Mucho.

El que se vean estas actitudes como algo normal, no justifica el que lo hagamos. Tampoco el decir que gracias a que ensuciamos se da trabajo a los limpiadores. No, eso no es mover la economía. Generar r…

¿Lamentarse? NO, gracias

Ver en este vídeo la actitud de una pata y sus patitos me ha hecho pensar en cuánto tenemos que aprender de los animales. En infinidad de ocasiones veo personas que, ante un problema, no sólo se hunden sino que siguen regodeándose en el problema mucho tiempo después de haberse solucionado.



Aprendamos de los animales: ni se preocupan ni se lamentan. Simplemente actúan de la mejor manera que pueden y viven el presente.

Los límites del Universo

Siempre me ha hecho mucha gracia el ver cómo se habla de los orígenes, los límites, la forma, etc.  del Universo,  y cómo aunque cada teoría nueva echa por tierra a la anterior el portador de la nueva está convencido de que la suya es la definitiva.


Por mucho que los Sres. científicos se empeñen, no tenemos ni repajolera idea de lo que ocurrió hace 45.000 millones de años. De hecho no tenemos ni idea de lo que significa una cifra tal como un millón de años. A partir de ahí, especular es gratis.

Y cuando se habla de los límites del Universo yo me imagino a un ser mirando por un microscopio una partícula minúscula y comentando con el de al lado cómo parece que en su interior hay cierto movimiento. Esa partícula infinitesimal es lo que nosotros llamamos Universo. ¿Por qué no? ¿Por qué siempre pensamos que nuestros baremos son los correctos, que el ser humano es la base de todas las mediciones? ¿Por qué al pensar en otras formas de vida no nos la imaginamos como seres millones y millones …