Ir al contenido principal

El Papa, los gastos, las críticas y la "contra" JMJ



Bueno, se ha hablado largo y tendido sobre la visita del Papa a Madrid. Lo cierto es que me ha pillado fuera de juego, de vacaciones, sin ver TV, sin siquiera una conexión 3G aceptable, por lo que me he enterado muy de refilón. Ahora, que he vuelto, veo que ha habido mucha polémica. Y la verdad, me huele raro.

Creo que es bueno puntualizar que soy ateo. No, no es una proclama ni quiero apostolizar sobre ello, simplemente quiero borrar cualquier posible sospecha que pudieras tener acerca de mi objetividad al hablar de este tema: no me gustan las religiones en general, y mucho menos las Iglesias como entidades. Sí me gusta gran parte del mensaje que las religiones promueven, pero esta es otra historia de la que no quiero hablar ahora...





Pues me ha resultado muy curioso todo el movimiento en contra de la visita del Papa, toda la polémica acerca de quién paga el gasto policial, sanitario, etc. En fin, con todos mis respetos, me parece una chorrada. Muchos de mis amigos y gente a la que tengo en consideracion forman parte de estas críticas, pero igual que respeto la opinion de todos, creo que debo expresar la mía.

En Madrid no tendremos playa, pero desde luego de lo que no andamos escasos es de manifestaciones populares de todo tipo. Y en todas ellas es necesario un despliegue extra policial, médico y de servicios de limpieza que sale de nuestros bolsillos. Ya sean los cientos de partidos de fútbol o los montones de conciertos de los que disfrutamos, sin olvidar actos como el Orgullo Gay o la invasión de diferentes herbívoros capitaneados por sus pastores. Sólo con que miremos a la escena políticacada día aparecen  mil y un motivos diferentes para organizar manifestaciones (pro-familia, anti-familia, pro o anti ETA, contra el presidente, contra la oposición, contra los contras o, por qué no, también el movimiento 15M).

¿Entonces, cuáles son  las diferencias entre esta concentración con todas las demás? Pues se me ocurren algunas:
  • La congregación en torno a la visita del Papa ha movilizado a millones de personas, y está siendo seguida por muchísimos millones más. Esto quiere decir que tiene mucho, muchísimo, apoyo popular más que cualquiera de las otras (de lejos).
  • En ésta es llamativo, asombroso, el civismo que impregna toda la gente congregada. no van dejando un rastro de contenedores quemados, broncas sin venir a cuento, etc.
  • No esgrimen absolutamente ningún eslogan atacando a ninguna otra creencia (o a los que, como yo, no tenemos ninguna).
  • Está sirviendo de publicidad de Madrid y, por extensión España, en todo el mundo.
  • ... y se me ocurren infinidad de diferencias más.
Todo esto me hace opinar que si algún acto público merece que se invierta en medios públicos para garantizar su buen funcionamiento, es, sin duda, éste. Ya lo sé, lo progre, lo que está de moda, es ir en contra de esto (sobre todo los no creyentes) pero creo estas actitudes "progres" son, muchas veces, más políticamente correctas, más "de moda" y más carcas que la valentía que demuestran los que no tienen reparo en mostrar su fe, su idealismo, aunque no sea tan "cool".


Felicito en esta ocasión a todas las personas que fieles a su creencia han participado en estos actos, con un tremendo respeto por los demás, con una carga positiva realmente espectacular, con una actitud de la que tendríamos que aprender todos, derrochando y esparciendo alegría y buen rollo.

Y no, no hablo de la Iglesia como estamento, sino de las personas. En las personas sí que creo.

Comentarios

  1. Yo creo que la clave de la cuestión es el respeto. Respeto a las ideas y convicciones de los demás. Está claro que hay actos cuya función es la provocar una reacción (movimientos "contra", da igual contra quien o contra que) y la mejor forma de hacerlo es faltar al respeto de aquel que no piensa como tú.

    Personalmente creo que las creencias religiosas son algo muy íntimo y alejado de este tipo de aglomeraciones, pero entiendo que cualquier religión organizada busca este tipo de actos para lo que los expertos en persuasión denominan "Social Proof".

    Siempre he pensado que para analizar cualquier acto debemos despojarnos de las etiquetas impuestas.

    En este caso, preguntémosnos ¿qué hubiera pasado si la misma concentración de gente hubieran sido musulmanes?.

    Una vez despojados de estas ideas preconcebidas analicemos solo su comportamiento, no su color, pelaje o ideología.

    Yo soy agnostico/ateo o la etiqueta que me quieras poner, pero comprendo que el ejercicio de la libertad debe realizarse con un respeto escrupuloso a los demás.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo contigo. Como dices, ¿qué pasaría si hubiera sido un acto musulmán o budista? Seguramente muchos de los críticos estarían defendiéndolo.

    En general creo que la "masa" hace lo mismo que los políticos (o al revés): oponerse porque sí. Creo que cada uno tiene derecho a manifestar su creencia o sus ideas, y no sé por qué automáticamente hay tantas personas que se sienten con la obligación de mostrarse en contra.

    En fin, debemos ser todos más tolerantes, más respetuosos, y pensar un poco antes de crear un movimiento contra" algo.

    ResponderEliminar
  3. Es mi opinión personal, pero cuanto más cerca unas elecciones, más radicales u opositores para arrastrar electores. El ejemplo más claro es el secuestro del movimiento 15M que empezó estupendamente con apoyo popular y ha caído en la miseria del odio y totalitarismo de "como yo o nada"

    ResponderEliminar
  4. Bueno, creo que la base de todas las críticas es la posición del estado. La constitución dice que el estado es laico, y cada vez que nos recuerdan que no es así, saltan las alarmas.
    Yo también soy ateo, o mejor dicho, agnóstico, y la visita del Papa me parece una gran noticia, sólo que me gustaría una menor implicación del estado.

    ResponderEliminar
  5. No pude estar en cuatro vientos por problemas personales, pero he asistido a todas las JMJ, en Loreto, Paris, Roma,Toronto, Israel, etc... Y tengo que darte las gracias por todo lo que has dicho. Pocas veces he escuchado a una persona no creyente hablar con tanto respeto. Y precisamente ésto es lo que nos hace ser mejores personas, da igual la religión, raza o ideología política.

    ResponderEliminar
  6. De nada, Marta. Creo que el sentido común y los valores deben estar por encima de las modas y de los dictados políticos del momento. Me merece más respeto quien predica y promueve la paz que los que se quejan sin más.

    ResponderEliminar
  7. yo creo que el estado ha estado presente lo mínimo necesario...este es aconfesional no laico y creo que ha sido correcta su presencia por tratarse no tanto de un jefe de estado que lo es pero si de una sensibilidad muy presente en la sociedad española que se declara mayoritariamente católica...también es desolador ver en qué ha quedado el movimiento de los indignados...estos últimos que lo han secuestrado le han dado una puntilla al mismo con semejante muestra de falta de respeto a otras sensibilidades...como veía hace unos días en otro blog...lloro viendo en qué se ha convertido..

    ResponderEliminar
  8. Bueno, eso es otra cuestión. He visto los vídeos, como todos, de las cargas policiales y yo (ni casi nadie) puede estar de acuerdo. Son dos cosas diferentes, que han coincidido en el tiempo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Yo, y ¿mis circunstancias?

A veces, es bueno poner las cosas en su contexto, y compararse antes de quejarse. Un ejemplo, mi vida comparada con la de otra persona real, con la que tengo mucho paralelismo:

- PERSONAJE X: 
Nació en una familia de cinco hermanos y un único sueldo en casa. Por ello, siempre estaban achuchados de dinero y nunca disfrutó de los privilegios que otros tuvieron (buenos colegios, estudios en el extranjero, posibilidad de negocio con capital familiar...)Por un accidente, perdió la posibilidad de seguir estudiando la carrera que había comenzadoSe metió en un negocio de multinivel que le desenfocó durante años de otras posibles oportunidades de negocio o emprendimientoSe casó, pero a los 5 años se separó teniendo que quedarse al cargo de sus dos hijas solo. Como además estaba en bancarrota financiera mantenía un pluriempleo, y su vida se limitaga a trabajar y cuidar de sus hijosMontó con un amigo un negocio que resultó ruinoso y en el que él prácticamente tenía que hacerlo todo porque su soci…

El secreto de mi madre en las relaciones personales

Mi madre, Teresa Fábregas, fue una persona de esas que hay pocas, poquísimas. Hace varios años que ha muerto y puedo decir con orgullo que jamás, absolutamente nunca, he sabido de alguien que haya vertido alguna crítica negativa hacia ella. Impresionante. Nunca he visto nada igual. Sin embargo, cuando estaba viva creo que no le demostré suficientemente lo especial que la consideraba. Bueno, eso es otra historia y será contada en otra ocasión...

El caso es que cada vez que encuentro a alguna persona que la conoció, invariablemente acabamos hablando de ella y aflora alguna lágrima sincera porque la echan de menos. Y me sigue ocurriendo ahora que hace ya más de 4 años de ello que nos dejó. Y es algo  espontáneo, en familiares y amigos y en personas  que apenas (o nada) me conocen, pero necesitan expresar su amor y agradecimiento hacia ella.

Y ¿cuál era el secreto de mi madre para ser tan apreciada por todo el mundo? Nunca la oías dar grandes charlas, ni alzarse como líder de nada, ni esg…

Wikileaks y la transparencia en internet

La verdad es que a estas alturas ya suena pasado de moda hablar de Wikileaks, pero lo que ocurre es que he tenido sentimientos encontrados sobre esto. Por una parte, veo genial la apertura de información pero por otra le veo pegas. En el caso de Wikileaks veo diferentes puntos negros (por qué no se lo ha mandado a todos los medios, por qué lo "dosifica", etc.) que me frenan a considerar a Assange como un héroe.

Pero al margen de Wikileaks, cuando hablamos de que todo sea público me surgen dudas.

Ventajas: que todo sea público es fenomenal, porque si todos tenemos la sensación de que en algún momento lo que hagamos se puede "airear" seguramente nuestro comportamiento será más correcto. ¿Cómo actuarías si todo el mundo te estuviera mirando siempre? Destapar desfalcos, engaños, fraudes, crímenes,... y encima democratizar la información para que esté al alcance de todo el mundo. Suena bien, ¿no?

Inconvenientes: el que todo sea público puede ocasionar realmente un problem…