Ir al contenido principal

Te voy a liberar... y matar de hambre

El ser humano tenemos esa manía de, en ocasiones, ponernos a salvar gente. Puede tratarse de salvaciones individuales o salvaciones grupales, pero salvaciones al fin y al cabo. Y esto estaría muy bien, si sólo nos limitáramos a salvar a quien nos lo pide. A ver si con algunos ejemplos, me explico.

 * Cruzadas: me da igual qué religión sea la que pretende salvar a la humanidad, y me da igual cuan infieles sean los supuestos salvados. En la mayoría de los casos (o todos) cuando una secta se ha dedicado a "salvar" a un pueblo de su herejía, lo ha hecho a base de aniquilar a diestro y siniestro, y fulminando las tradiciones y costumbres ancestrales de los pueblos.

 * Acabemos con las tiranías... A priori, está fenomenal La pena es que habitualmente hemos visto como, históricamente, esto no ha sido más que una excusa para colonizar, exprimir y depauperar un país. Da igual que hablemos de Irak o de cualquier país africano. El resultado, los pobres habitantes "salvados" acaban echando de menos al tirano malo malísimo. De hecho, lo normal es que en poco tiempo vuelvan a tener una tiranía tan mala o peor que la anterior, y encima un pueblo devastado.

 * Trabajadores (y niños) explotados. Cuando oigo hablar de cómo se explota a los niños de muchos países de Oriente o África me da un poco de miedo. Se generan revueltas, recogidas de firmas, peticiones, contra-marketing... y a veces se consigue que esa empresa tan falta de escrúpulos cierre esa planta de fabricación o montaje en la que se explotaba gente. Los "protestones" chocan sus palmas por el éxito obtenido y lo celebran tomando unas cañitas. Mientras tanto, a miles de kilómetros, un montón de familias que subsistían a duras penas gracias a esa miseria que cobraban trabajando en condiciones infrahumanas mueren de inanición por faltarle ese sueldo. Si en vez de eso, se hubiera generado la posibilidad de trabajo en condiciones aceptables, no haría siquiera falta prohibir nada porque nadie querría ser explotado.

* ¿Y las prostitutas? Obviamente, estoy en contra de las mafias y cerdos que explotan contra su consentimiento a chicas inocentes que vienen engañadas y amenazadas. De hecho, reconozco que con estos tipejos haría alguna que otra excepción a la no aplicación de la pena de muerte...
Pero me refiero a quienes ejercen esta (en mi opinión muy honrosa y necesaria) profesión y de repente ven cómo se les aparecen los "salvadores" que quieren que se aplique la ley contra ellas (o sus clientes) "por su bien". Fenomenal.

 * A otro nivel, recuerdo cuando el ahora ministro de Justicia, el ínclito Gallardón, decidió prohibir los "hombre cartel" que tanto se prodigan por Madrid (especialmente los de "compro oro") por ser un empleo vejatorio. Claro, y pensaría que los "vejados" iban a estar tan contentos si, por su bien, les imposibilitaban recibir ese ingreso.

 Y ojo, no digo que haya que permitirlo todo y que no haya que luchar contra las injusticias ni la violación de los derechos fundamentales. Lo que digo es que hay que ir más allá de la foto. Es como cuando en las películas, ves el besito de los dos enamorados que lo han pasado tan mal... y ahí acaba la cosa. Pues no, ¡ahí empieza la cosa!. Ahí comienza una relación de convivencia donde habrá que ver cómo te manejas.

Pues igualmente, cuando "liberas" un pueblo de su opresor o "rescatas" a una persona de un trabajo infame, deberíamos asegurarnos antes de que la alternativa va a ser mejor para el pobrecito "salvado" que lo que tienen actualmente. Y sí, castigar a los malos, a los explotadores, a los opresores... pero pensando en las víctimas, los oprimidos, los explotados, y no en lo buenos que somos ejerciendo el poder divino.

Es más lento y menos vistoso, pero si ayudamos a generar empleo donde no lo hay, ofrecemos cultura en donde la tienen vetada, legalizamos situaciones absurda e hipócritamente prohibidas, entonces no habrá lugar para explotadores ni opresores. La acción de inmumerables ONGs por el mundo está muy poco reconocida, pero realmente es la forma de liberar pueblos: dando cultura, salud, medios de vida, no destruyendo a "los malos".   Cuando la ayuda se limita a acciones puntuales muy coreadas por los medios sin seguimiento alguno no generan más que mayor desgracia de la que tenían.

No sé si me explico...







Fotos, "robadas" de: http://msnlatino.telemundo.com/shows/Caso_Cerrado/photo_gallery/2011-03/santeriahttp://tu.taconeras.net/tag/explotacion-infantil/http://blog.josepjroca.com/

Comentarios

  1. Hace algunos años viajé a Senegal. Parte del viaje era puro turismo, y parte colaborando en labores de ayuda humanitaria. Lo primero que nos dijeron al desplazarnos al interior, a las aldeas de chozas, por supuesto sin eléctricidad, ni agua corriente, era que no les diéramos caramelos a los niños. Si lo haciamos, les dabamos un instante de felicidad, y luego de irnos, mucha tristeza. Se acabaron los dulces.
    Si quieres hacerles felices de verdad, monta una fábrica de caramelos, y dejate de aumentar tu ego, haciéndote una foto preciosa rodeado de niños, para enseñarla a tus amigos comodamente en tu casa.
    Julio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Julio. Incluso en los casos en los que se trae a niños temporalmente de vacaciones aquí no sé hasta qué punto se les hace un favor o es aún más frustrante la vuelta...
      Creo que lo ideal es ayudar in-situ a que los pueblos subsistan por sus propios medios

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Yo, y ¿mis circunstancias?

A veces, es bueno poner las cosas en su contexto, y compararse antes de quejarse . Un ejemplo, mi vida comparada con la de otra persona real, con la que tengo mucho paralelismo: - PERSONAJE X:  Nació en una familia de cinco hermanos y un único sueldo en casa. Por ello, siempre estaban achuchados de dinero y nunca disfrutó de los privilegios que otros tuvieron (buenos colegios, estudios en el extranjero, posibilidad de negocio con capital familiar...) Por un accidente, perdió la posibilidad de seguir estudiando la carrera que había comenzado Se metió en un negocio de multinivel que le desenfocó durante años de otras posibles oportunidades de negocio o emprendimiento Se casó, pero a los 5 años se separó teniendo que quedarse al cargo de sus dos hijas solo. Como además estaba en bancarrota financiera mantenía un pluriempleo, y su vida se limitaga a trabajar y cuidar de sus hijos Montó con un amigo un negocio que resultó ruinoso y en el que él prácticamente tenía que hacerlo todo

El secreto de mi madre en las relaciones personales

Mi madre, Teresa Fábregas , fue una persona de esas que hay pocas, poquísimas. Hace varios años que ha muerto y puedo decir con orgullo que jamás, absolutamente nunca, he sabido de alguien que haya vertido alguna crítica negativa hacia ella. Impresionante. Nunca he visto nada igual. Sin embargo, cuando estaba viva creo que no le demostré suficientemente lo especial que la consideraba. Bueno, eso es otra historia y será contada en otra ocasión... El caso es que cada vez que encuentro a alguna persona que la conoció, invariablemente acabamos hablando de ella y aflora alguna lágrima sincera porque la echan de menos. Y me sigue ocurriendo ahora que hace ya más de 4 años de ello que nos dejó. Y es algo   espontáneo , en familiares y amigos y en personas  que apenas (o nada) me conocen, pero necesitan  expresar su amor y agradecimiento hacia ella. Y ¿cuál era el secreto de mi madre para ser tan apreciada por todo el mundo? Nunca la oías dar grandes charlas, ni alzarse como líder de nada,

Wikileaks y la transparencia en internet

La verdad es que a estas alturas ya suena pasado de moda hablar de Wikileaks, pero lo que ocurre es que he tenido sentimientos encontrados sobre esto. Por una parte, veo genial la apertura de información pero por otra le veo pegas. En el caso de Wikileaks veo diferentes puntos negros (por qué no se lo ha mandado a todos los medios, por qué lo "dosifica", etc.) que me frenan a considerar a Assange como un héroe. Pero al margen de Wikileaks, cuando hablamos de que todo sea público me surgen dudas. Ventajas : que todo sea público es fenomenal, porque si todos tenemos la sensación de que en algún momento lo que hagamos se puede "airear" seguramente nuestro comportamiento será más correcto. ¿ Cómo actuarías si todo el mundo te estuviera mirando siempre ? Destapar desfalcos, engaños, fraudes, crímenes,... y encima democratizar la información para que esté al alcance de todo el mundo. Suena bien, ¿no? Inconvenientes : el que todo sea público puede ocasionar realment