Ir al contenido principal

El camino más corto, el perjuicio más largo

camino acortado
Éste es un caminito, uno más de los infinitos caminos que los seres humanos hemos ido creando a lo largo de la historia.

A priori,  no tiene nada de especial: una persona un día decide pasar por un sitio, después pasa, otra después más... y al final queda establecida la senda.

Así lo han hecho a través de los siglos también los animales.

Sin embargo, hay un detalle que hace que  no sea exactamente igual que los demás (aunque, desgraciadamente, tampoco es algo tan excepcional). Esta senda está creada en un pequeño jardín que existe llegando al colegio de mis hijas. En la siguiente foto veis el detalle de cómo la acera se "encoge" un poco, y allí, justo a la derecha del banco, es donde se ha creado esta senda.

atajo fácil
Cualquier persona que viene por esta parte, al llegar aquí ha recorrido al menos 500 metros, pues no hay viviendas justo en esta parte. Pues bien, cruzar ese trozo de césped supone ahorrar algo así como seis metros y medio. Este increíble ahorro de pasos justifica destrozar esa parte de jardín, crear una senda en donde no la había, ni era necesaria. Y lo peor es que no son los niños los que lo hacen, al menos no sólo los niños, por lo que además el mensaje que se les da a esos hijos es "lo importante es tu comodidad, y si es necesario deteriorar el medio ambiente, saltarse las reglas o afear el entorno, no hay problema".

Mis hijas siempre que pasan por ahí, dan ese pequeño rodeo simplemente porque siempre lo hemos hecho así, y si ellas no lo hacen, desde luego no será por nuestro ejemplo. Y no, no es un hecho tremendamente grave, y me puedes decir que esa pequeña porción de césped no merece un post. Estoy de acuerdo, porque no es el césped el que me apena, sino el hecho de que criticamos a nuestros políticos, a los empresarios corruptos y demás calaña (que lo son) por hacer exactamente lo mismo que nosotros, pero a otro nivel: anteponer mi propio interés al interés y el bienestar del resto.

La próxima vez que tengas la tentación de "acortar" tu camino, acuérdate de este pobre parquecillo. Además, tu salud agradecerá esos pasitos extra ;)


Comentarios

  1. Como en todo, hay distintos puntos de vista.
    Uno, el que tú comentas, la falta de educación o saltarse las reglas.
    Dos, el punto de vista del que proyecta el parque. Algo ha fallado porque si la gente pasa por ahí es porque es más cómodo y quizás se debería de haber pensado en otro diseño o bien pavimentar esa alternativa. A veces nos empeñamos en cuadricularlo todo y, precisamente un parque, no es para continuar con la rigidez sino para todo lo contrario.
    Tres. El del jardinero, que se empeñará una y otra vez en que vuelva a salir el césped y que la gente deje de pasar por ahí.
    Mi opción es claramente la segunda. Todo el mundo estaría más contento.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, e cierto, pero también es verdad que si en la vida sólo buscamos la "facilidad" se perdería mucha belleza. Realmente, el dar unos pasos de más no causa un perjuicio grave a nadie. La mayoría de los que pasan por ahí, luego se quedan un montón de tiempo esperando a que los niños entren al cole y hablando.
      Soy el primero al que le gusta lo práctico, pero eso no quita para que una vez que algo está hecho, lo respetemos, sobre todo cuando no cuesta tanto. Pero sí, es verdad que si yo hubiera hecho ese paso habría creado el "atajo" previendo lo que iba a pasar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fundación Sandra Ibarra y Pablo Herreros, cuando las piezas encajan

¿Qué tendrá el cáncer que sólo mencionarlo nos tensa y nos pone en estado de alerta? Supongo que la diferencia con la malaria o la situación de Siria es que, de una u otra manera, el cáncer es una lacra que todos tenemos cerca, ya sea personalmente o en algún ser cercano. La buena noticia es que cada día se avanza más en su lucha (aunque queda un montón que hacer en la parte de alimentación y actitud mental, esenciales, según creo yo, para su prevención y curación).

Reconozco que no conocía la fundación Sandra Ibarra, que apoya a enfermos de esta enfermedad desde hace años. Sandra ha superado 2 cánceres en su vida y su lucha es ahora la de apoyar a los enfermos, no sólo desde el prisma médico sino desde todos los puntos de vista: personal y social incluidos. Merece la pena que te informes sobre su excelente labor.





A quien sí conocía es a Pablo Herreros. Aparte de conocerlo personalmente ya me sorprendió gratamente con su libro El poder es de las personas del que ya hablé hace...¡5 años!…

"El poder está en las personas" de Pablo Herreros, mi crítica

Conozco a Pabloalgo. Es que no soy de los que porque nos seguimos en twitter y nos hemos visto en unos cuantos eventos ya digo que somos muy amigos, pero sí es verdad que es uno de esos tipos que me cae bien y me ha gustado las veces que hemos cambiado alguna palabra. El caso es que me envió su libro y me lo he leído. Ya, no es un gran logro, pero hacía muuuucho que no me leía un libro en papel (sí, de esos, cómo los de antes), tengo alguno en lista de espera y siempre me da pereza (por cierto, Pablo ¿aún no lo tienes en edición digital? Eso sí que es raro)





El caso es que imaginé que sería un libro más de cosas modernas (Internet, redes sociales, etc.). Lógicamente conocía el famoso caso de La Noria, aunque no llegué a conocer nunca ese programa (ya, eso dicen todos, pero yo veo poquísimo la tele y menos aún Tele5) y me temía un monográfico sobre ello. Bueno, aún así, por el detalle de habérmelo  mandado y porque, como he dicho, Pablo me cae bien, me lo he leído.




Y aquí están mis conc…

Cómo evoluciona el lenguaje

Desde que existen, las diferentes lenguas (idiomas, no el órgano bucal;-) ) han ido evolucionando a través de dos motores:

- El primero de ellos es la innovación. Los cambios en las sociedades obligan a crear nuevos términos y nuevas formas de expresarse. Últimamente esto es aún más pronunciado debido al aluvión tecnológico que estamos viviendo, que obliga a generar una gran cantidad de palabras casi a diario. En estos casos, muchas veces se adoptan los términos que se crean en el idioma iniciador (la mayor parte de las veces en inglés). Me parece lógico cuando no existe un equivalente en el idioma de cada cual, pero en nuestro caso me parece un poco triste (o mucho) el que vayamos poco a poco fusilando el español a base de implementar palabras inglesas que, eso sí, suenan muchísimo más “cool”.

-La segunda forma de evolución idiomática es la “vulgarización”. Por incultura, se usan las palabras inadecuadas o se pronuncian mal y, cuando hay un número suficiente de incultos, la nueva pal…