Ir al contenido principal

¿Con la corriente o contra ella?

Hoy me paraba a pensar si es bueno ir a favor o en contra de la corriente. Lo cierto es que hay (al menos) dos tipos de corrientes claramente diferenciadas:

1.- La corriente que lleva la "masa". En esta corriente están los programas de televisión habituales, el conformismo, la crítica, la moda,... y tantas actitudes que sigue la mayoría de la gente "porque lo hace todo el mundo". En este caso creo que no sólo debemos nadar en contra, sino intentar ¡salir de ella! Cambia de río. Vete a otros ríos menos caudalosos pero más enriquecedores, ríos que conduzcan a algo más que dedicar la vida a ver cómo otros hacen cosas, cómo otros "triunfan" a base de dar espectáculos lamentables (cuanto más grotesco, mejor) en los programas de tv de turno. Debes nadar en corrientes que lleven a parajes menos transitados, y no te preocupes porque te critiquen por ello, más bien preocúpate si no lo hacen.



Incluso si tienes valor, puedes aportar tu granito de arena para variar el curso del río, para aportar a la sociedad lo que puedas e intentar cambiar hábitos destructivos. Eso ya es para nota.


2.- La corriente general de evolución. Bueno, es que no sé bien cómo definirla. Me refiero a que el mundo avanza inexorablemente y en ciertos aspectos nunca va a ser como antes. Esto se ve plasmado claramente en cuanto a tecnología se refiere. Si hablamos de Internet, ya no va a ser nada como antes. En este caso, nada con la corriente. El ir en contra sólo te va a desgastar y te va a impedir disfrutar de las muchísimas cosas buenas que los avances nos traen. Veo como hay personas (o personajes, más bien) que se aferran a sus intereses y pretenden, no sólo nadar contra corriente sino ¡parar el río!. Me refiero a personas tales como la "pandilla" de la SGAE o ciertos periodistas que pretenden que todo sea como siempre fue... Con la corriente de la vida, déjate llevar, disfruta el paseo, aprende de otros que avanzan más rápido que tú. La vida es para disfrutar, y quejarte del cambio te impide vivir como te mereces.



Así pues, en cada momento analiza en qué corriente estás nadando, y si te interesa seguir en ella porque es positiva para ti y para los demás o salir de ella pese a que cueste un poco y que tenga cierta atracción de la que es difícil salir.

Es cierto que debemos vivir en el mundo y es difícil sustraerse a todo las tendencias que la sociedad sigue. No digo que te hagas un radical (aunque tampoco te criticaría por ello) pero sí que seas consciente, y cuando te dejes llevar por una corriente negativa lo sepas; es más fácil que no te dejes atrapar por ella y sepas saltar a la orilla antes de que sea irreversible.

Bueno, no sé alguien será capaz de entender este "truño" que he escrito ;-)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yo, y ¿mis circunstancias?

A veces, es bueno poner las cosas en su contexto, y compararse antes de quejarse . Un ejemplo, mi vida comparada con la de otra persona real, con la que tengo mucho paralelismo: - PERSONAJE X:  Nació en una familia de cinco hermanos y un único sueldo en casa. Por ello, siempre estaban achuchados de dinero y nunca disfrutó de los privilegios que otros tuvieron (buenos colegios, estudios en el extranjero, posibilidad de negocio con capital familiar...) Por un accidente, perdió la posibilidad de seguir estudiando la carrera que había comenzado Se metió en un negocio de multinivel que le desenfocó durante años de otras posibles oportunidades de negocio o emprendimiento Se casó, pero a los 5 años se separó teniendo que quedarse al cargo de sus dos hijas solo. Como además estaba en bancarrota financiera mantenía un pluriempleo, y su vida se limitaga a trabajar y cuidar de sus hijos Montó con un amigo un negocio que resultó ruinoso y en el que él prácticamente tenía que hacerlo todo

El secreto de mi madre en las relaciones personales

Mi madre, Teresa Fábregas , fue una persona de esas que hay pocas, poquísimas. Hace varios años que ha muerto y puedo decir con orgullo que jamás, absolutamente nunca, he sabido de alguien que haya vertido alguna crítica negativa hacia ella. Impresionante. Nunca he visto nada igual. Sin embargo, cuando estaba viva creo que no le demostré suficientemente lo especial que la consideraba. Bueno, eso es otra historia y será contada en otra ocasión... El caso es que cada vez que encuentro a alguna persona que la conoció, invariablemente acabamos hablando de ella y aflora alguna lágrima sincera porque la echan de menos. Y me sigue ocurriendo ahora que hace ya más de 4 años de ello que nos dejó. Y es algo   espontáneo , en familiares y amigos y en personas  que apenas (o nada) me conocen, pero necesitan  expresar su amor y agradecimiento hacia ella. Y ¿cuál era el secreto de mi madre para ser tan apreciada por todo el mundo? Nunca la oías dar grandes charlas, ni alzarse como líder de nada,

Wikileaks y la transparencia en internet

La verdad es que a estas alturas ya suena pasado de moda hablar de Wikileaks, pero lo que ocurre es que he tenido sentimientos encontrados sobre esto. Por una parte, veo genial la apertura de información pero por otra le veo pegas. En el caso de Wikileaks veo diferentes puntos negros (por qué no se lo ha mandado a todos los medios, por qué lo "dosifica", etc.) que me frenan a considerar a Assange como un héroe. Pero al margen de Wikileaks, cuando hablamos de que todo sea público me surgen dudas. Ventajas : que todo sea público es fenomenal, porque si todos tenemos la sensación de que en algún momento lo que hagamos se puede "airear" seguramente nuestro comportamiento será más correcto. ¿ Cómo actuarías si todo el mundo te estuviera mirando siempre ? Destapar desfalcos, engaños, fraudes, crímenes,... y encima democratizar la información para que esté al alcance de todo el mundo. Suena bien, ¿no? Inconvenientes : el que todo sea público puede ocasionar realment