Ir al contenido principal

Wikileaks y la transparencia en internet

La verdad es que a estas alturas ya suena pasado de moda hablar de Wikileaks, pero lo que ocurre es que he tenido sentimientos encontrados sobre esto. Por una parte, veo genial la apertura de información pero por otra le veo pegas. En el caso de Wikileaks veo diferentes puntos negros (por qué no se lo ha mandado a todos los medios, por qué lo "dosifica", etc.) que me frenan a considerar a Assange como un héroe.

Pero al margen de Wikileaks, cuando hablamos de que todo sea público me surgen dudas.

Ventajas: que todo sea público es fenomenal, porque si todos tenemos la sensación de que en algún momento lo que hagamos se puede "airear" seguramente nuestro comportamiento será más correcto. ¿Cómo actuarías si todo el mundo te estuviera mirando siempre? Destapar desfalcos, engaños, fraudes, crímenes,... y encima democratizar la información para que esté al alcance de todo el mundo. Suena bien, ¿no?

Inconvenientes: el que todo sea público puede ocasionar realmente un problema en cuanto a seguridad y en cuanto a confiabilidad (es fácil sembrar el pánico gestionando qué información sacamos a la luz). Pero el principal inconveniente es que no deja de ser un cambio de manos del poder. Quiero decir, ¿alguien se ha preocupado de comprobar la fiabilidad de todo lo que Wikileaks filtra? ¿Qué pasa si mañana decide desprestigiar (o cargarse) a determinada empresa, personaje o incluso país? No tendría más que lanzar la información adecuada a La Red y ésta se encargaría de propagarla (sin comprobar, por supuesto, si es o no real).

En definitiva, me encanta Internet y creo que es el medio que nos dará libertad e igualdad realmente, pero hay que tener cuidado de a quién le damos nuestra confianza pues no deja de haber líderes de opinión con su influencia.

Comentarios

  1. Por mi parte, dudo de que sea posible gobernar un país (y una empresa, y una relación personal, y un colegio...) sin que exista un cierto grado de confidencialidad. La ocultación es parte esencial del ejercicio del poder y las medias verdades son elementos de negociación. Es difícil jugar al póker con todas las cartas al descubierto. Es difícil que tu pareja te quiera igual siendo sincero al 100%. La mentira es parte esencial de nuestro discurso y no siempre en reprobable.

    Dicho esto, me parece muy sano lo que está pasando aunque no detecto ninguna hecatombe política o social provocada por las "sensacionales" filtraciones. Parece que la gente da por descontado que el poder (político, económico, ..) es corrupto por naturaleza. En España hay casos bastante evidentes al respecto.

    ResponderEliminar
  2. Tu sabes mejor que yo lo que significa la sobreabundancia de información. Por eso se filtró antes a los medios. 250k cables no se los hubiera leido ni el tato. Fueron los medios los que se leyeron, dosificaron, y al final hicieron que la información calase como lo ha hecho. Pero los cables son completamente públicos, si te los quieres leer claro.

    ResponderEliminar
  3. Pues eso es lo que creo, que la mentira (o al menos la ocultación) no siempre es mala, y a veces necesaria. El problema es quién decide qué ocultar y qué no.

    En realidad, wikileaks tampoco ha destapado grandes descubrimientos, sino obviedades y trapillos sucios. La cuestión es el concepto.

    Siempre surge la misma duda: si tengo que elegir entre que muera uno o puedan morir 50.000, ¿qué hago? Esas decisiones quizás es mejor que se oculten.

    ResponderEliminar
  4. thenine, me parece bien que se envíen a los medios, lo que no apruebo es que se envíe a ALGUNOS medios. Al final, les estás dejando a unos cuantos decidir qué hacen público y qué no, porque como bien dices saben que ni Dios vamos a leernos los miles de cables famosos.

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo con eternauta en que la salida de estos ultimos ha tenido menos efecto que seguramente el que esperaban los propios integrantes de wikileaks. Que yo sepa las movilizaciones más concretas en españa fueron en torno al asunto de la ley Sinde cuando, al menos para mi, lo realmente importante es la sensación de títere del gobierno USA que son algunos políticos (de gobierno y oposición).

    Os recomiendo que veais este video al respecto: http://www.ted.com/talks/julian_assange_why_the_world_needs_wikileaks.html

    Y como en el se señalan importantes movimientos a nivel político anteriores a la publicación de estos cables en gobiernos más inestables que las "democracias" europeas

    ResponderEliminar
  6. Creo, como Thenine, que lo más triste es esa sensación de que nuestro Gobierno no es más que una marioneta manejada por cualquiera: EEUU, Cuba, Chávez, Trichet, etc. Así nos va.

    En cuanto a tu duda básica, Juanra, la verdad es que siempre he pensado que es mejor que todo sea público, pero también es verdad que al final a lo mejor sólo se está cambiando el poder de manos.

    ResponderEliminar
  7. El hecho de que wikileaks sólo ofrezca sus cables a determinados medios refuerza la idea de la importancia de la ocultación como instrumento de poder. Wikileaks no hace pública su información a todos los medios para conseguir mayor impacto.

    En cuanto a la pregunta de Juanra sobre quién decide qué ocultar y no... llamadme ingenuo, pero yo prefiero que esa decisión la tome un gobierno refrendado por mayoría de mis conciudadanos a una organización privada.

    Digo esto sin tener ninguna certeza ya que, a fin y al cabo, estamos hablando de un fenómeno nuevo cuyo impacto real aún está por verse.

    ResponderEliminar
  8. "Eres dueño de lo que callas y esclavo de lo que cuentas..."

    ResponderEliminar
  9. Thenine: el vídeo de las muertes a civiles y periodistas es un ejemplo de esas decisiones difíciles de tomar. No es lo mismo verlo desde casa tranquilamente sentados que estar enmedio de una batalla y tener que decidir en unos segundos quién vive y quién no. Desde luego, no quiero esa responsabilidad, y ojo, no lo estoy justificando. Al final, como decía, creo que puede ser bueno que todos sintamos que lo que hacemos se va a hacer público antes o después. Seguramente seremos más cuidadosos.

    Santi: De nuestro Gobierno, casi prefiero ni opinar, porque me da la risa.

    Eternauta: Estoy de acuerdo contigo en que puestos a elegir, mejor que decida quien ha sido elegido. La democracia no es perfecta, pero es la forma menos injusta. Lo que pasa es que en Internet en realidad también "decidimos" quién se convierte en alguien influyente y quién no. Y seguramente sea más fiable y más representativo de lo que pesamos todos (en el momento en que TODO el mundo esté en Internet, claro)

    ResponderEliminar
  10. Uff, a día de hoy los "influencers" de internet -por lo menos en España- tienen una influencia muy relativa sobre el grueso de asuntos que interesan a la población. De hecho, seguir hablando de internautas y no de ciudadanos sin más demuestra que internet sigue siendo algo aún hasta cierto punto desconectado con la sociedad. Si no fuera así -volviendo al inicio de la conversación- wikileaks no hubiera filtrado nada a ningún medio y hubiera utilizado sus propios recursos en la red para asegurarse el impacto de sus cables. Claro que aquí presupongo que los medios convencionales no están también desconectados de la sociedad en la que desarrollan su labor..y también me da que, a estas alturas, eso es mucho suponer.

    ResponderEliminar
  11. Por eso digo que de momento no es tanta la influencia de esas personalidades, pero al tiempo. En España, por mucho que digan, la mayoría de la gente usa Internet muy tangencialmente. Cuando oigo que hay 11 MM de españoles en Facebook me da la risa: ni de coña 1 de cada 4 personas que conozco están en FB. Ni 1/10. De momento, siguen teniendo el mando los medios.
    Al final se trata de quién tiene (o a quién se le permitimos) el poder, porque va a utilizarlo e incluso aunque lo haga de buena fe será difícil que sea objetivamente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fundación Sandra Ibarra y Pablo Herreros, cuando las piezas encajan

¿Qué tendrá el cáncer que sólo mencionarlo nos tensa y nos pone en estado de alerta? Supongo que la diferencia con la malaria o la situación de Siria es que, de una u otra manera, el cáncer es una lacra que todos tenemos cerca, ya sea personalmente o en algún ser cercano. La buena noticia es que cada día se avanza más en su lucha (aunque queda un montón que hacer en la parte de alimentación y actitud mental, esenciales, según creo yo, para su prevención y curación).

Reconozco que no conocía la fundación Sandra Ibarra, que apoya a enfermos de esta enfermedad desde hace años. Sandra ha superado 2 cánceres en su vida y su lucha es ahora la de apoyar a los enfermos, no sólo desde el prisma médico sino desde todos los puntos de vista: personal y social incluidos. Merece la pena que te informes sobre su excelente labor.





A quien sí conocía es a Pablo Herreros. Aparte de conocerlo personalmente ya me sorprendió gratamente con su libro El poder es de las personas del que ya hablé hace...¡5 años!…

"El poder está en las personas" de Pablo Herreros, mi crítica

Conozco a Pabloalgo. Es que no soy de los que porque nos seguimos en twitter y nos hemos visto en unos cuantos eventos ya digo que somos muy amigos, pero sí es verdad que es uno de esos tipos que me cae bien y me ha gustado las veces que hemos cambiado alguna palabra. El caso es que me envió su libro y me lo he leído. Ya, no es un gran logro, pero hacía muuuucho que no me leía un libro en papel (sí, de esos, cómo los de antes), tengo alguno en lista de espera y siempre me da pereza (por cierto, Pablo ¿aún no lo tienes en edición digital? Eso sí que es raro)





El caso es que imaginé que sería un libro más de cosas modernas (Internet, redes sociales, etc.). Lógicamente conocía el famoso caso de La Noria, aunque no llegué a conocer nunca ese programa (ya, eso dicen todos, pero yo veo poquísimo la tele y menos aún Tele5) y me temía un monográfico sobre ello. Bueno, aún así, por el detalle de habérmelo  mandado y porque, como he dicho, Pablo me cae bien, me lo he leído.




Y aquí están mis conc…

Cómo evoluciona el lenguaje

Desde que existen, las diferentes lenguas (idiomas, no el órgano bucal;-) ) han ido evolucionando a través de dos motores:

- El primero de ellos es la innovación. Los cambios en las sociedades obligan a crear nuevos términos y nuevas formas de expresarse. Últimamente esto es aún más pronunciado debido al aluvión tecnológico que estamos viviendo, que obliga a generar una gran cantidad de palabras casi a diario. En estos casos, muchas veces se adoptan los términos que se crean en el idioma iniciador (la mayor parte de las veces en inglés). Me parece lógico cuando no existe un equivalente en el idioma de cada cual, pero en nuestro caso me parece un poco triste (o mucho) el que vayamos poco a poco fusilando el español a base de implementar palabras inglesas que, eso sí, suenan muchísimo más “cool”.

-La segunda forma de evolución idiomática es la “vulgarización”. Por incultura, se usan las palabras inadecuadas o se pronuncian mal y, cuando hay un número suficiente de incultos, la nueva pal…