Ir al contenido principal

Yo, y ¿mis circunstancias?

A veces, es bueno poner las cosas en su contexto, y compararse antes de quejarse. Un ejemplo, mi vida comparada con la de otra persona real, con la que tengo mucho paralelismo:

- PERSONAJE X: 
  • Nació en una familia de cinco hermanos y un único sueldo en casa. Por ello, siempre estaban achuchados de dinero y nunca disfrutó de los privilegios que otros tuvieron (buenos colegios, estudios en el extranjero, posibilidad de negocio con capital familiar...)
  • Por un accidente, perdió la posibilidad de seguir estudiando la carrera que había comenzado
  • Se metió en un negocio de multinivel que le desenfocó durante años de otras posibles oportunidades de negocio o emprendimiento
  • Se casó, pero a los 5 años se separó teniendo que quedarse al cargo de sus dos hijas solo. Como además estaba en bancarrota financiera mantenía un pluriempleo, y su vida se limitaga a trabajar y cuidar de sus hijos
  • Montó con un amigo un negocio que resultó ruinoso y en el que él prácticamente tenía que hacerlo todo porque su socio no "ejercía".
  • Perdió a sus dos padres en un periodo de 10 meses, cuando aún no habían cumplido los 70 años.
  • Comenzó su carrera en una gran compañía en la que en pocos años llega a un "buen" puesto directivo. Entonces, abandonó la seguridad por unirse al proyecto de un amigo. Al llegar la crisis ha sufrido los rigores de la apretura que no habría notado de no haber cambiado.

YO:
  • También éramos cinco hermanos, pero eso hizo que mi niñez fuera tremendamente feliz y nunca me sintiera solo. Tampoco sobraba el dinero en casa, lo que me ayudó a saber valorar las cosas. Ahora, de adultos, seguimos teniendo una relación fantástica y mucho contacto los cinco.
  • Comencé a trabajar pronto y en muy diferentes campos. Esto me ha dado una apertura de mente que me hace ser capaz de desarrollar cualquier puesto de trabajo o emprendimiento.
  • También me inicié en el multinivel, en el que estuve muy activo durante años. La gran maravilla de esta experiencia fue el entrar en contacto con una filosofía de perseguir sueños y basarse en la ayuda a los demás. Aprendí que todo es posible si lo deseas y trabajas por ello
  • Con mi primer matrimonio tuve dos hijas fantásticas y he tenido la suerte de que siempre han estado conmigo. Eso no lo cambiaría por nada. El fin de ese matrimonio me dio la posibilidad de conocer a la mejor mujer del mundo, Lidia, que ahora es mi mujer y madre de mis hijas (las dos anteriores y otra que tuvimos ambos). ¿Qué más se puede pedir?
  • ¿Mis padres? Dos personas fantásticas. De ambos he hablado ya: de mi madre y de mi padre. Me considero un privilegiado por haber compartido con ellos gran parte de mi vida.
  • Dentro de los múltiples trabajos que he realizado, durante 20 años los he compatibilizado con trabajo en el ocio nocturno, la mayor parte del tiempo en una de mis pasiones, la música, como pincha-discos (sí, DJ). Algo muy divertido que, además, me daba dinero. Durante un tiempo tuve, asociado a un amigo, una discotequilla que fue fatal pero que resultó genial como experiencia.
  • En el 95 empecé a trabajar en una compañía de seguros, y cuando me estaba acomodando en un buen puesto de dirección de sucursal apareció mi amigo Alberto para "rescatarme" e incorporarme a su proyecto: facilisimo.com. Ahora me apasiona lo que hago, veo un gran futuro y comparto con un excelente equipo humano. Hemos pasado momentos delicados, pero eso me ha curtido y nos ha fortalecido para lo que venga.

Muchos, o todos, ya os habréis dado cuenta de que el PERSONAJE X también se trata de mí mismo. Ambos planteamientos son ciertos, lo que pasa es que mi realidad es la segunda. Yo decidí hace muchísimo tiempo, creo que antes de nacer, que iba a ser feliz, y mi pasado no puede ser un lastre que me lo impida. Por ello, selecciono qué enfoque sobre mi pasado es el que quiero mantener vivo. En realidad, lo hago automáticamente, tengo esa suerte, pero la cuestión es que si tú aún no lo haces, ¡practica!. Merece la pena.

Y me puedes decir: "pero es que tu vida, incluso con el enfoque malo, es una maravilla comparada con la mía". Por supuesto: mi vida, con el peor de los enfoques, no es nada mala comparada con la de muchísimos millones de personas, ¡pero la tuya tampoco!

En cualquier caso, no es una cuestión de competición: tú tienes tu vida y la capacidad de elegir en qué te enfocas. Si crees que estás mal busca, que encontrarás gente infinitamente "peor" que tú pero felices. Léete La ciudad de la alegría, un canto a la felicidad por encima de las circunstancias.

Deja de mirar tus circunstancias, a no ser para extraer felicidad, reto, superación. Un viejo conocido, cuando alguien le decía "Es que bajo mis circunstancias..." le contestaba: "¿Bajo tus circunstancias? Y..¿qué haces debajo de tus circunstancias? ¡Ponte encima!"


Entradas populares de este blog

Actitud en el trabajo: o tienes o no, No depende de tu empleo

Todas las mañanas suelo salir de casa entre 7 y 7:30. En invierno es de noche aún. Unos días llueve, otros días hace viento. Y casi siempre la veo. No sé cómo se llama. Es una chica joven (ya, para mí cualquiera con menos de 106 años lo es, pero ésta debe tener menos de 40). Es menuda, delgadita. No para, está concentradísima en su trabajo. Es barrendera. Barre la calle pero parecería que lo está haciendo con su casa y que la está preparando para una visita importante. Desprende una cantidad de energía tremenda. Se esfuerza en hacerlo bien. Y no, no creo que sea por miedo a que alguien esté supervisándola. Lo hace siempre. Es su forma de ser

Y es que cuando alguien tiene buena actitud, ni siquiera un trabajo de funcionario puede con él. Realmente esta chica debe de hacer el doble de trabajo que la mayoría de sus compañeros, pese a ganar lo mismo. Y alguien puede pensar ¡qué tonta! ¿Seguro? ¿Crees que por hacer el doble de trabajo se desgasta el doble, o se siente más cansada? No lo cre…

Sobre vallas, muros e inmigrantes

Ya he manifestado alguna vez que me gustaría que el mundo fuera un solo territorio, donde todos pudiéramos ir de uno a otro sitio sin más. Me parece absurdo que existan aún los países, con toda la desigualdad e injusticias que esto provoca (bueno, esto sumado a las religiones y el ansia de poder). 


Foto: Wikipedia

El caso es que hoy en día esto no es así. España tiene tratado con Europa respecto a libre circulación pero no lo tiene con los países de África. Un africano no puede entrar en España sin más: o es turista o tiene que tener los permisos correspondientes (igual que un español no puede ir a vivir a un país africano porque sí). Insisto en que creo que esto no es justo, pero es así. La cuestión es, ¿ponemos impedimentos o no para que entre el que quiera?

Yo entiendo que si lo que dice la ley es que no pueden entrar, lo normal y lógico es que se pongan los medios para que no lo hagan. Y los medios son vigilancia, muros, vallas o lo que sea. Y me parece una hipocresía criticarlo. Es …

¿Te he hecho una foto? Pues ya es pública

Cada  día es más habitual ver personas publicando fotos de grupos de todo tipo en diferentes ocasiones. Yo, que suelo acudir a eventos de diferentes tipos (social media, bloggers, premios varios, presentaciones, etc.), entiendo que si poso para un photocall (cachis, no sé si hay equivalente en español) o para el fotógrafo del evento estoy autorizando tácitamente a que se publique luego. Lógico. Pero no hablo de esas fotos, hablo de las de amigos, compañero, familia... Se realizan fotos, como se ha hecho toda la vida, y alguien decide subirlas a su red social favorita sin preguntar al  resto si le importa o no. A mí, particularmente, me trae sin cuidado; no soy de los que publican cada cosa que hace, pero tampoco me preocupa que se sepa dónde he estado. Pero hay personas que prefieren guardar su intimidad, e incluso muchos de ellos que ni siquiera están en redes sociales. ¿Creéis que tenemos derecho a publicar sus fotos con todo lo que conlleva (que todo el mundo sepa dónde han estado,…